5 cosas que no sabías sobre Cuernavaca, “La ciudad de la eterna primavera”

Siempre es muy interesante conocer cosas nuevas acerca del mundo pero es mucho más interesante descubrir esos curiosos detalles de lugares que frecuentamos e incluso darnos cuenta de que ignoramos mucho acerca de la ciudad donde vivimos.

Cuernavaca es una ciudad muy antigua que guarda varios secretos impresionantes que para la mayoria pasan desapercibidos a pesar de vivir en Cuernavaca.

Te dejamos un par de datos que te dejarán fascinado de esta bella ciudad de la eterna primavera.

Cuernavaca es una de las ciudades más antiguas de México

  • Fue establecida en el siglo XII por una tribu Chichimeca.
  • Entonces se llamaba Cuauhnáhuac que significa: Junto a los Árboles.
  • Se le otorgó el título de villa el 6 de junio de 1529 cuando se establece el Marquesado del Valle de Oaxaca.
  • El 14 de Octubre de 1834 se le concede el título de ciudad, inclusive antes de la creación del Estado de Morelos el 17 de Abril de 1869.
  • Cuenta con 365 168 habitantes y su gentilicio es “Cuernavascense”.

Cuernavaca alberga diversos objetos de invaluable valor histórico.

Como ejemplo está el primer reloj de la Nueva España, el cual puedes visitar en el Museo Cuauhnahuac (Palacio de Cortés), el cual se encontraba originalmente en la catedral.

Otro ejemplo es el Kiosco del Jardín Juarez en el centro de la ciudad, el cual fue diseñado por Gustave Eiffel, el creador de la torre Eiffel en París.

 

 

 

 

 

 

 

Cuernavaca fue el hogar de muchas personalidades históricas. Entre ellas:

Hernán Cortes – Conquistador de México

 

Maximiliano de Habsburgo – Emperador de México

 

 

Erich Fromm – Psicoanalista y Filósofo Alemán

David Alfaro Siqueiros – Muralista Mexicano

Cuernavaca tiene un gran número de ciudades hermanas, entre las que destacan:

  • Nueva York, Estados Unidos.
  • Mineápolis, Estados Unidos.
  • Denver, Estados Unidos.
  • Egipto, Egipto.
  • Buenos Aires, Argentina.

La “Ciudad de la Eterna Primavera”

Así la llamo el explorador y naturalista alemán, Alexander von Humboldt, durante su breve estadía el 10 de Abril de 1803.